Hay muchos motivos por los cuales votar en unes elecciones. Qué gane el partido cuyo programa te gusta más, que no gane aquel que te parece más nocivo o, simplemente, probar algo nuevo para ver si la cosa cambia a mejor. Siempre se ha dicho que en las Elecciones Municipales cuenta sobre todo la persona, y por eso siento la necesidad de escribir este artículo sobre mi compañera Sonia Rodríguez, cabeza de lista de nuestra candidatura de Ciudadanos (Cs) en Cerdanyola.

Puede que seas de aquellos que al leer el nombre del partido automáticamente siente rechazo o recelo. También puede que formes parte de aquel 30% de vecinos que nos votó el 21 de diciembre de 2017. O puede que te resulte indiferente y suelas abstenerte. En todo caso te pido que sigas leyendo antes de emitir tu juicio.

Sonia es una persona trabajadora y humilde. De hecho, si escribo esto es porque sé que ella jamás lo escribiría de sí misma. Quienes la conocen saben que siempre está ayudando a los demás, muchas veces de manera gratuita y sin esperar nada a cambio. De todas las personas que hemos formado parte del Grupo Municipal, diría que es con diferencia la que más ha trabajado. Siempre atenta a los vecinos, llamándoles después de haber escuchado sus quejas y concertando encuentros para volver a reunirnos con ellos incluso meses después.

Sonia es el tipo de persona que se queda y vuelve cuando se ha acabado la foto, cuando ya no hay noticia y todos se han ido. Yo mismo he sido testigo de cómo en alguna ocasión ha ayudado a personas que en su día apoyaron a partidos que se dicen de “izquierdas” y preocupados por la “gente” y que después, a la hora de la verdad, fueron abandonadas por sus referentes políticos. Entonces solo se quedó ella para ayudarles, sin buscar ninguna publicidad y sin pretensión de recompensa.

Sonia es una persona muy responsable, aunque algunas veces llegue con el tiempo justo precisamente por querer hacerse responsable de demasiadas cosas. Y cuando hay algún asunto que aún no ha podido solucionar, se lo lleva a casa y le sigue dando vueltas.

Sonia es, en definitiva, una mujer valiente, madre y abogada, e incapaz de quedarse indiferente ante un problema, especialmente cuando se trata de un asunto social o que afecta a alguna persona o colectivo vulnerable.

Te pido que votes a Sonia porque estoy convencido -a pesar de que lógicamente me atribuirás una obvia subjetividad- de que si la conocieras lo harías. Incluso si conocieses al resto de candidatos (a los que yo conozco en su mayoría y no considero malas personas), es muy probable siguieras votando a Sonia. Y creo sinceramente que acertarías.

Igual que te confieso que por cualquier otro candidato o candidata de mi propio partido no me hubiese tomado la molestia de pasar una tarde lluviosa de domingo, una de las pocas que por el mal clima hemos tenido “libres” en estos dos meses, escribiendo este artículo. Ante otro compañero quizá me hubiese limitado a seguir mañana lunes trabajando, apoyando y pidiendo el voto, sin sentir la urgencia de hacer una llamada especial como la que hago ahora.

Seguramente me hubiese limitado a hablar de la importancia de evitar que nuestro Ayuntamiento no siga en manos de quienes tienen otras prioridades que no son los problemas municipales y de los vecinos, sino poner la institución al servicio de la independencia. O de aquellos que, sin ser independentistas, seguramente pacten con ellos para alcanzar el poder. Y de como el voto a Ciudadanos es la mejor garantía para evitar ambas cosas. Pero todo esto, siendo muy relevante, está en otro orden de importancia distinto a lo que he intentado expresar.

El 26-M la decisión es tuya. Sin embargo, espero que hayas creído en lo que explico tanto como creo yo. O al menos que haya despertado tu interés y, aunque solo sea por curiosidad, te acerques a alguna de las carpas informativas que aún nos quedan y preguntes por nuestra candidata para poder comprobarlo personalmente. En cualquier caso, gracias por tu tiempo.

Pau Ortolà, portavoz del GM de Cs en Cerdanyola y candidato número 2 a las Elecciones Municipales